Cómo puedo vivir esta experiencia, hay requisitos?

El Cursillo está dirigido a hombres y mujeres que profesen la fe católica, mayores de edad y consientes de querer tener ese encuentro con el Señor de manera voluntaria. Más que un requisito, se pide a los interesados o “candidatos” sean hombres o mujeres, llegar a este momento de crecimiento espiritual con sus sacramentos al día. Es decir, de acuerdo con su edad y su estado civil, cumplir con los signos instituidos por Cristo para mantener la gracia. Por lo cual, no puedes vivir tu cursillo si por ejemplo, vives en unión libre, o bajo otra condición especial que no se ajuste a las normas sacramentales de la iglesia católica.

La razón: el candidato va a entrar en comunión e intimidad sacramental con Dios mismo, en especial con Cristo Eucaristía, para lo cual debe estar abierto y disponible para la gracia. De otra manera, el candidato o candidata no va a estar en igualdad de condiciones al resto del grupo y no aprovechará plenamente la oportunidad de acercarse a Cristo vivo.

 

El MCC no rechaza a nadie, por el contrario, como es voluntad de la Iglesia desea acercar a todos los corazones de los creyentes a esta hermosa vivencia. Pero si por alguna razón no tienes tus sacramentos al día, ponte en contacto con tu párroco, o con algún dirigente del MCC de tu respectiva parroquia, quienes se reúnen semanalmente en las “Ultreyas” ellos te guiarán gustosos para que puedas normalizar tu vida sacramental y llegar a vivir tu cursillo.

 

Si ya has sido invitado y tienes aún dudas, o si estás interesado y nadie te ha hablado del cursillo, te invitamos a acercarte de igual manera a tu parroquia y preguntar por los dirigentes del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, allí te informarán el día y la hora en que se reúne la Ultreya. Vas a encontrar muchos hermanos y hermanas que querrán ser tus padrinos para que puedas vivir tu cursillo. Allí te explicarán qué es un padrino o madrina de cursillo, su importancia y funciones.

 

Animo!!